martes, 9 de mayo de 2017

SALUDAN LOS LAICOS MERCEDARIOS DE CHILE A SU PADRE GENERAL




El 10 de mayo de 2016, fue elegido Maestro General de la Orden de la Bienaventurada Virgen María de la Merced, Fray Juan Carlos Saavedra Lucho, Provincia Mercedaria del Perú.

Es el guía y animador de toda la Orden, signo de unidad y garantía de la continuidad de la obra redentora de San Pedro Nolasco. Presta sus servicio por un período de seis años, y puede ser reelegido varias veces.

Comparte su responsabilidad de gobierno con cuatro consejeros, que al igual que él han sido electos en el Capítulo General.

CELEBRACIÓN DEL DÍA DE SAN PEDRO NOLASCO - FLM SAN SERAPIO- SAN FELIPE

Participación de las integrantes de la FLM San Serapio, con ocasión de la celebración del día de nuestro Padre, San Pedro Nolasco.

Nuestra participación se inició con la ornamentación del templo, con especial impulso en la imagen de San Pedro Nolasco, esto fue el jueves 4 y viernes 5 de Mayo, el Padre Fabián Quiroz aportó con las flores y demás.

El Sábado, la celebración se centró en la Eucaristía de la 19:30 horas, las fraternas nos reunimos en las afueras del templo, al inicio de la misa, ingresamos en procesión de dos, portando una vela encendida, el porta velas llevaba como adorno, una franja tricolor con los colores de la Orden, a continuación el Padre Fabián. Se ingresó al templo cantando la Salve, nos detuvimos frente a la imagen de la Virgen de la Merced y después frente a la imagen de San Pedro Nolasco, con nuestras velas encendidas.

En la Liturgia de la Palabra, como en el ofertorio fueron de responsabilidad de la FLM.

Se terminó la ceremonia con los cantos en honor a nuestra madre de la Merced.

Posteriormente, la celebración del día de nuestro santo Fundador de la Orden de la Merced culminó con una cena, donde estuvo presente el Padre Obispo Monseñor Cristian Contreras Molina.

Vivimos una grata experiencia que ayuda a la Fraternidad.

sra. Liliana Vergara, sra Lupe Zapata, sra Auristela Toro,
integrantes de la FLM San Serapio

Momento en que laicos rindieron homenaje a nuestra
Madre cantando la Salve

Nuestra Madre y nuestro santo Patrono hermosamente
decorado para esta celebración 

FLM hace oración a SPN a los pies de su imagen


P. Fabián Quiroz presidió la santa Eucaristía




domingo, 7 de mayo de 2017

FRATERNOS DE CUMPLEAÑOS MES DE MAYO

Queremos felicitar con un fraterno saludo de cumpleaños pero que lleva todo nuestro cariño, aprecio. Les deseamos un día muy bonito, y un año pleno de realización de sueños. Feliz Cumpleaños lleno de bendiciones.


Chimbarongo
Fraternidad  Laical  “ Padre  Antonio  Correa”
    Marta  del  Carmen  Canales  Tapia                                   12  de   Mayo

Melipilla
Fraternidad  Laical  “Fr.  Manuel  A. Chessi  y  U.”
José  Carlos  Conejeros  Maldonado                                  17   de   Mayo

Santiago
Basílica   de  la  Merced
Fraternidad  Laical “Cristo  Redentor”
Miriam  del  Carmen  Gutiérrez  Garrido                             15  de  Mayo

Calama
Fraternidad  Laical  “Nuestra  Sra. De la  Merced”
Ruth  Alejandrina  Villarroel                                                 26  de   Mayo
Teresa  del Carmen  Mamani  Ayala                                   11   de  Mayo


viernes, 5 de mayo de 2017

ENCUENTRO NACIONAL DE LAICOS DE LA PROVINCIA MERCEDARIA DE CHILE



Este fin de semana largo en que despedimos el mes de Abril y dimos la bienvenida a Mayo con su primer día como el día mundial del trabajo y los cristianos celebramos a San José Obrero, los Laicos Mercedarios de la Provincia, nos reunimos como cada año en lo que se denomina el Encuentro Nacional.

De acuerdo al programa preparado para esta ocasión las delegaciones venidas del norte, centro y sur del país llegaron a Rapel y fueron recibidas por el Directorio Nacional y Padre Asesor, para dar comienzo a esta convocatoria.

La Orden de la Merced que vive este tercer año del Jubileo dedicado a “Cristo Redentor” ha hecho conciencia en sus comunidades de lo que significa este llamado que tiene directa relación con las cautividades que se viven a diario en nuestro mundo actual. Este Encuentro tuvo ese sello imborrable para cada uno de los participantes.

Este Encuentro Laical, fue una suma de muchas cosas en el camino de agradar a Dios. La Oración, la Formación, la Reflexión personal y comunitaria no estuvieron ausentes en ningún momento. La Eucaristía fue la culminación de cada día para dar gracias de tener la ocasión de reunirnos en una condición muy fraternal. 

Agradecemos a los Padres que nos acompañaron en esta ocasión Fr. Carlos Anselmo Espinoza y Fr. Oscar Camilla. La presencia siempre oportuna de nuestro Padre Provincial que presidió la Santa Eucaristía del día Domingo. A todos los Padres Asesores nuestro agradecimiento porque ellos desde sus Colegios, Parroquias, Conventos apoyan este caminar de nuestra Iglesia toda.    

Los Directivos Laicales, volvieron pletóricos de entusiasmo y grande esperanzas de contribuir en los días venideros a la tarea asumida hace casi 800 años por Pedro Nolasco de ver en Cristo Redentor en el hermano que sufre las cautividades de hoy como son la guerra, el hambre, la persecución, el materialismo consumista sumados a un egoísmo individualista que a nada ni nadie le llena como una forma de vida para estos nuevos tiempos.   

Viernes 28 por la tarde, la llegada de las delegaciones
Sábado 29:En la capilla en la Oración de la mañana,
preparada por las FLM de la zona Santa María de Cervellón

Sábado 29: El primer tema del encuentro "El seguimiento de Cristo
Redentor en una sociedad secularizada", entregado por la
directora nacional, sra. Paulina de la Carrera P.
Hermanos directivos de las FLM participan atentos en la
entrega del tema
Trabajo de reflexión comunitaria en torno al tema

"Las nuevas formas de cautividad y el carisma mercedario",
segunda reflexión del encuentro entregado por el P. Anselmo
Espinoza, asesor religioso nacional de las FLM
Víctor Puentes de la FLM de Concepción, Juan Muñoz y Liliana
Vera de la FLM de Victoria, observan láminas de rostros
cautivos de hoy
Celebración de la Eucaristía, el sábado por la tarde, presidida
por el P. Anselmo Espinoza, preparada por los fraternos
de la FLM de Calama
Otro momento muy significativo
fue la exposición y bendición con el Santísimo
Domingo 30: Oración de la mañana dirigida por los hermanos
de la zona San Ramón Nonato


Tercer tema de reflexión "Jesucristo Redentor del hombre"
entregado por el asesor religioso nacional
Hermano secretario nacional, José Carlos Conejeros, María de la Luz Mazuela en reflexión personal


Celebración de la Eucaristía del domingo presidida por
el Padre Provincial, Fr Ricardo Morales G.

Resumen del trabajo realizado en el encuentro nacional
e indicaciones para la revisión y reflexión números de los
Estatutos de las FLM con respecto a lo reflexionado
en los temas
Trabajo de reflexión comunitaria en torno a los
números 8 y 11 de los Estatutos de las FLM



Participantes en el Encuentro Nacional de las FLM 2017


Ahora, todos los fraternos desordenados


6 DE MAYO, CELEBRAMOS A SAN PEDRO NOLASCO FUNDADOR DE LA ORDEN DE LA MERCED



Pedro Nolasco nació entre los años 1180 y 1182, en Francia, en el pueblo de Mas de las Santas Puellas, entre Toulouse y Carcassonne, en la región del Languedoc.
Procedía de una familia cristiana. Sus padres debieron llamarse Guillermo y Teodora y habrían sido nobles o, lo más seguro, mercaderes. No se tienen mayores datos acerca de su infancia y adolescencia.

No se sabe exactamente la edad en que Pedro quedó huérfano. Algunos aseguran que perdió a su padre cuando tenía poco más de quince años. Otros hablan de veinte, incluso de veinticinco años. La muerte de su madre acaeció inmediatamente después de la de su padre.

Para escapar del influjo de los herejes, emigra a Cataluña y su presencia en Barcelona se detecta con suficiente seguridad en el año 1203, cuando tenía cerca de veinte años.
En Barcelona, Pedro Nolasco nace por segunda vez. Es allí donde brota su vocación singular: dedicarse a la liberación de los cristianos caídos como esclavos en manos de los moros.

En aquellos años, algunos territorios españoles aún viven bajo la invasión musulmana y uno de los efectos más llamativos de ella es sin duda la esclavitud. Los esclavos cristianos en manos de los musulmanes, y los de otras religiones también, recibían el nombre de cautivos y se les sometía a toda clase  de servicios duros y humillantes. La condición de cautivo se asemejaba a la de un animal u objeto en manos de un amo.

Pedro Nolasco, por su condición de mercader, conoce esta trágica situación y sabe que una de las maneras de liberarlos es a través del pago de un rescate. Por ello, no duda en vender todas sus pertenencias. Su gesto, a pesar de la reserva y humildad con que lo realiza, no pasa inadvertido y algunos jóvenes le imitan. Juntos hacen diversas redenciones, liberando a prisioneros cristianos a cambio de dinero (algunos hablan de miles de cristianos liberados por Pedro y sus amigos, aunque es imposible precisarlo).

Los fondos aportados por todos se agotan y maduran la idea de pedir limosna para ese fin específico, convencidos de que sólo cuando se ha dado todo, puede empezarse a pedir. Viajan por diversos pueblos y ciudades, no sólo recogiendo dinero, sino que sensibilizando a la gente sobre la situación de los cautivos. Comprometen la cabeza y el corazón de las personas y no sólo sus bolsillos, convenciéndolas que la liberación de los cristianos es algo que incumbe a toda la comunidad.

Presionado por la urgente necesidad de su tarea redentora, y viéndose sin dinero, se dice que más de una vez concibió el proyecto de venderse a sí mismo para liberar a los cautivos.

En la noche del 1 al 2 de agosto de 1218, cercano a los cuarenta años, Pedro Nolasco tiene una fuerte experiencia espiritual. La Virgen María de la Merced se le aparece, para orientarlo y avalarlo en su tarea de liberación. Por ello debe organizarse, estructurando mejor la empresa redentora, y concibe la idea de fundar una orden religiosa: la Orden de la Merced.

 La Fundación de la Orden se realiza el día de agosto de 1218 en la catedral de Barcelona, dedicada a la Santa Cruz y a Santa Eulalia, en ceremonia abierta, con testigos del pueblo, del reino y de la Iglesia.
      
Nolasco y sus amigos hacen profesión de redentores; el rey Jaime I de Aragón les arma caballeros y el obispo Don Berenguer de Palou acepta su consagración como religiosos y les impone el hábito blanco. De esta manera se consagra a Dios, para consagrarse mejor a los hombres.
      
Pedro Nolasco se puso a la cabeza de la nueva familia, que después tomó el nombre de "Santa María de la Merced para la redención de los cautivos", y se impuso un ordenamiento jurídico semejante a las órdenes de caballería y militares, aunque diferenciándose claramente de ellas en el espíritu, la finalidad  y los medios.
      
El fin específico de la Orden se fijó en la "visita y redención" de los cautivos cristianos, selladas con el Cuarto Voto de redención, por el cual el mercedario se compromete a dar la vida, si es necesario, por la libertad del cautivo en peligro de perder su fe. El rey Jaime I asignó a los frailes de la Merced, como primera residencia, el viejo hospital de Santa Eulalia, vecino al palacio real. Más tarde, en 1243, se instalan en su nueva sede.
      
Pedro Nolasco tiene la alegría de ver aprobada su Orden por el papa Gregorio IX mediante la bula Devotionis Vestrae, el 17 de enero de 1235. Una gran fecha para la vida y para la historia mercedaria.
      
La fecha de su muerte es el 6 de mayo de 1249. A esa fecha, la Orden contaba con unos cien hermanos religiosos.
      
La herencia redentora de Pedro Nolasco quedó fijada en las Constituciones de la Orden de 1272, que constituyen una especie de carta magna de la liberación mercedaria.
      
Pedro Nolasco fue proclamado beato en 1628. finalmente, el 11 de junio de 1664, gracias al papa Alejandro VII, pasó a ser considerado santo a todos los efectos.

Fuente: Trípticos Santos Mercedarios, CSPN de Santiago, Edición 1997.



miércoles, 3 de mayo de 2017

ENCUENTRO ZONAL SUR: SAN PEDRO ARMENGOL

El sábado 22 de abril,  en la Casa de Retiro de Pailahueque, se reunieron para vivir un Retiro Espiritual las Fraternidades Laicales Mercedarias de Victoria, Concepción y Chillán.
El centro de este retiro fue “La  Pasión del Señor  y quien más Resucito junto a EL” tema dado por el Padre Oscar Camilla.

En este retiro el Padre Oscar nos invita a Resucitar junto a Cristo, hacer hombres y mujeres nuevas, el Espíritu de Cristo Redentor, debe ser la base de nosotros como cristianos por intermedio de nuestra Fe.

La Pasión de Cristo es el vencimiento a una vida pasada, Jesús nos rescata con su muerte para darnos Vida, vivir la resurrección  “Hoy” para así construir el futuro en Dios Resucitado  en su Amor y Perdón por nosotros, que  se manifiesta a través de su hijo Jesús.

Después de este hermoso tema, compartimos la Santa Eucaristía y disfrutamos un rico almuerzo preparado con mucho cariño por nuestros hermanos fraternos de Victoria.

Por la tarde se da a conocer el trabajo pastoral para este año, y el compromiso de nosotros como hermanos fraternos en la Oración por las vocaciones sacerdotales.

 Damos las gracias a los hermanos Fraternos de Victoria por su acogida, gran cariño y todas las cosas ricas que nos prepararon, será hasta el próximo encuentro.

Alejandro Oyarzún Rodríguez, F.L.M. de Chillán



P. Óscar Camilla presidiendo la Eucaristía

En primera fila: fraterna de FLM de Chillán, Magaly Zapata,
fraterna de FLM de Victoria, Liliana Vera y fraterno de Victoria,
Juan Muñoz

Fraternos de la FLM de Victoria, Chillán y Concepción
participando en el Encuentro Zonal Sur en la ciudad de
Victoria







lunes, 17 de abril de 2017

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!






Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y fueron a dar la noticia a los discípulos.

De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: "Alégrense". Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él.


Y Jesús les dijo: "No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán".
Mientras ellas se alejaban, algunos guardias fueron a la ciudad para contar a los sumos sacerdotes todo lo que había sucedido.


Estos se reunieron con los ancianos y, de común acuerdo, dieron a los soldados una gran cantidad de dinero, con esta consigna: "Digan así: 'Sus discípulos vinieron durante la noche y robaron su cuerpo, mientras dormíamos'.


Si el asunto llega a oídos del gobernador, nosotros nos encargaremos de apaciguarlo y de evitarles a ustedes cualquier contratiempo".
Ellos recibieron el dinero y cumplieron la consigna. Esta versión se ha difundido entre los judíos hasta el día de hoy.

Mateo 28,8-15.